Conocimiento LEDVANCE: los colores de luz LED

LED es la iluminación del futuro. Como uno de los líderes del mercado mundial en el área de las tecnologías de iluminación innovadoras, LEDVANCE pone un énfasis especial en el desarrollo de OSRAM LED de color blanco. También existen LED de muchos otros colores de luz, como rojo, verde, amarillo o azul.


Relative spectral distribution

El material semiconductor del LED determina la longitud de onda dominante y, de este modo, el color de la luz de emisión.

La producción de los colores de luz LED

La luz emitida por un diodo emisor de luz tiene una longitud de onda específica y por lo tanto un color específico. Este último depende del material semiconductor del LED. Los semiconductores LED se componen de combinaciones de elementos como los fosfuros o arseniuros. Existen diferentes combinaciones, cada una de las cuales desprende cantidades de energía variables, en función de la banda prohibida del material semiconductor. Cuando los portadores de carga se combinan, los fotones son emitidos según niveles discretos específicos de energía. Esto especifica el color de la luz particular. Por ejemplo, la luz azul se produce si se libera un elevado nivel de energía, y la luz es roja si el nivel de energía emitido es más bajo. Por consiguiente, se produce luz monocromática (de un solo color). La siguiente es la característica especial del LED: Cada color de luz LED se limita a una longitud de onda de alcance muy estrecho (término clave: longitud de onda dominante) que respectivamente representa solo un color de luz específico. El único espectro que no puede producirse directamente desde el chip es el espectro de luz blanca, ya que la luz blanca representa una mezcla de todos los colores de luz.

Existen dos métodos para la producción de luz LED blanca: fotoluminiscencia y mezcla aditiva de colores.


Fotoluminiscencia: los LED azules se vuelven blancos

El procedimiento más común es el principio de fotoluminiscencia. Durante el mismo, una fina capa de fósforo se aplica sobre un LED azul. La luz azul LED rica en energía de onda corta estimula la capa de fósforo hasta que se enciende, y emite luz amarilla de menor energía. Parte de la luz azul se transforma así en luz blanca. El tono de color de la luz blanca puede variar en función de la medición del colorante de fósforo. De este modo, se producen diferentes tonos blancos, como blanco cálido, blanco neutro o blanco frío.


Luz blanca de mezcla aditiva de colores

El segundo método para producir luz LED blanca se basa en el principio de la mezcla aditiva de colores. En este caso, la luz blanca se produce mezclando la luz roja, verde y azul (RGB) a diferentes longitudes de onda. La ventaja de este método es la siguiente: El color de la luz puede cambiarse mediante un control específico. Por ello, puede producirse tanto luz blanca como luz coloreada si se desea. Este procedimiento se utiliza, por ejemplo, en televisores LED, en los que los LED se usan para producir una iluminación base y de imagen.


La sostenibilidad en LEDVANCE