Vida útil LED: calidad de luz duradera

Cuanto más tiempo esté una fuente de luz en uso, mayores serán los beneficios económicos y ecológicos. La mínima reducción del flujo luminoso del semiconductor a lo largo del periodo de funcionamiento hace que el LED pueda tener un funcionamiento sin ningún mantenimiento en muchas áreas de aplicación durante más tiempo que otras fuentes de luz. El potencial técnico aún está lejos de haberse agotado. Por este motivo, el LED representa el futuro de la iluminación.


Factores que influyen en la fiabilidad y la vida útil del LED individual

La vida útil (L70B50) de los LED puede sobrepasar fácilmente las 50.000 horas. En comparación con otras fuentes de luz, los LED casi nunca fallan. Solo el flujo luminoso se reduce ligeramente a lo largo del periodo de funcionamiento. En la práctica, los LED están prácticamente libres de mantenimiento durante todo el periodo de uso, en función de la aplicación particular. Los factores que influyen en el LED individual, descritos a continuación, pueden afectar también a todo el módulo LED.


Los factores que influyen, en detalle

Temperatura

Cuando se produce la luz, se genera calor, lo cual tiene un efecto tanto en la vida útil como en el flujo luminoso del LED. Esto se aplica tanto al LED individual como a todo el módulo LED. Por este motivo, resulta esencial desviar el calor mediante el mejor método de instalación posible o por medio de disipadores de calor adecuados. El principio básico es el siguiente: Cuanto más frío esté, más larga será la vida útil del LED y más eficiente y luminoso será.


Efecto mecánico

Las causas de la incidencia de las fuerzas mecánicas pueden ser versátiles. Esto puede suceder durante la fabricación, el montaje o la manipulación del LED, y durante el uso de determinados materiales que desarrollan fuerzas mecánicas a lo largo de grandes fluctuaciones de temperatura. Si un LED se ve expuesto a tales fuerzas, esto puede tener un efecto negativo en su vida útil o incluso puede destruirlo.


Consumo de energía

Cada LED, y también cada módulo LED, puede funcionar dentro de un tipo determinado de corriente. Cuanto más baja sea la corriente que alcance, menos energía se libera y más baja resulta la producción de calor, la cual tiene un efecto directo en la vida útil.


Luz

El particular diseño de la carcasa LED desempeña un papel importante en el proceso de envejecimiento del componente en especial, que se ve influido por la luz que emite el chip. Con muchos diseños de carcasas, el reflector integrado sufre un gran envejecimiento en los primeros cientos de horas, debido a la elevada intensidad y luminancia de la luz emitida por el chip.


Humedad

El LED en sí es robusto, no es sensible, es irrompible y resistente a las vibraciones. Si se utiliza adecuadamente la humedad tampoco tiene que ser un problema ya que no es el LED en sí, sino diversas piezas de metal, conexiones y componentes electrónicos del interior del módulo LED los que son sensibles y podrían sufrir corrosión, y originar así un fallo en el módulo. La selección adecuada de los materiales para el LED previene la corrosión. La protección contra la humedad también es absolutamente necesaria con el fin de lograr la vida útil más larga que sea posible para los módulos LED.


Sustancias químicas

El estrés al que es sometido el LED originado por influencias de sustancias químicas puede variar mucho, en función del lugar de la aplicación. Por este motivo deben tenerse en cuenta todas las condiciones medioambientales a la hora de planificar un sistema de iluminación con LED. Entre otros factores, los siguientes efectos tienen un efecto negativo en la vida útil:

  • Atmósfera corrosiva (aire con un alto contenido de dióxido de azufre)
  • Clima costero con contenido medio de sal
  • Industria química
  • Piscinas con contenido medio de cloro

Definición de vida útil según DIN IEC/PAS 62 717:

La vida útil de un módulo LED Lx individual se describe como el periodo durante el cual un módulo LED proporciona más que el porcentaje especificado x del flujo luminoso inicial, en condiciones específicas. Por ejemplo: L70B50 es la vida útil durante la cual el flujo luminoso es mayor o igual al 70%, para el 50% de la población.


La sostenibilidad en LEDVANCE