Iluminación: ¡El imprescindible de la moda!

Desde la pasarela de París hasta las tiendas de diseñadores en Milán, hay un imprescindible que todo amante de la moda desea: la iluminación adecuada. Puede acentuar los colores, guiar la atención del cliente a las últimas colecciones y ¡mucho más! En el mundo de la moda, la luz es lo último en accesorios.


 


Muestra los verdaderos colores

Cuando se trata de moda, los colores de la próxima temporada son un tema candente. Así que, cuando finalmente llegan a la tienda, no hace falta decir que deben lucir lo mejor posible. ¿El secreto? Una iluminación de alta calidad. Al instalar lámparas con un índice de reproducción cromática (CRI) 90 o superior, los clientes podrán ver la ropa con el color "verdadero" que más se ajusta a la realidad. La iluminación LED es una gran opción para esto. Al igual que las lámparas de descarga de alta presión, proporciona un alto grado de fidelidad del color y una iluminación clara. En términos de reproducción cromática, es crucial no pasar por alto la iluminación de los probadores pues a menudo, es allí donde los clientes deciden si finalmente llevan a cabo o no la compra. En este sentido, los tonos más cálidos, y también más favorecedores, resultan de gran ayuda.

Hablando de tonos más cálidos, la temperatura de color es otro de los más importantes aspectos a considerar. La temperatura requerida variará en función del tipo de prenda en cuestión (así como de la atmósfera deseada). Una iluminación cálida de 2700-3000 K resulta ideal para, por ejemplo, artículos de cuero o prendas de colores cálidos, mientras que los trajes y las prendas oscuras requieren una temperatura más fría. Los accesorios y las joyas también lucirán mejor con una temperatura de 4500 K o superior.


Encuentra la pose

Además de mostrar el color de toda la colección, la iluminación puede también ser utilizada para resaltar determinados artículos o zonas de la tienda. La iluminación de acento ilumina los elementos seleccionados con más brillo que el área circundante. El uso de una iluminación de acento direccional, como los focos o proyectores, permitirá proyectar la luz allí donde sea necesario, desde los maniquíes hasta los mostradores. Aquí, resulta esencial utilizar configuraciones flexibles que permitan ajustar tanto la dirección como el ángulo de la iluminación de acento para, de esta forma, adaptarse a los futuros cambios en la disposición de los expositores o del propio diseño de la tienda. El proyector de carril Tracklight Spot de LEDVANCE es una luminaria compacta y elegante con elevadas propiedades antideslumbrantes (UGR<16) y una excelente reproducción cromática con un CRI>90. Los cabezales giratorios (0 - 350 °) e inclinables (0 - 90 °), proporcionan gran flexibilidad para establecer la dirección de la luz más adecuada y resaltar los productos expuestos. Los reflectores reemplazables ofrecen tres ángulos de apertura de 15, 24 y 38 grados y gracias a los clips de sujeción incorporados, la luminaria puede ser fácilmente fijada al adaptador trifásico para carriles universales.


 


Presenta la colección

Después de la ropa viene el diseño de la propia tienda. La competencia es cada vez mayor, por lo que nunca antes el diseño interior había sido tan importante para mejorar la experiencia del cliente. Aquí, al igual que en la moda, todo se centra en las capas. Lo primero es la iluminación general (o ambiente): la principal fuente de luz. La iluminación ambiental establece el tono o la atmósfera de un espacio. Desde cálido y acogedor hasta fresco y vanguardista, debe reflejar la marca y el estilo de la tienda. Recuerda: el aspecto requerido puede variar en función de la época del año o incluso la hora del día, por lo que la instalación de lámparas regulables o de iluminación inteligente ahorrará tiempo y energía. La luminaria de carril TRUSYS de LEDVANCE ofrece una elevada eficiencia y cuatro ángulos de apertura diferentes, estando también disponible en versión DALI. Su instalación es extremadamente sencilla gracias al sistema de clipado. Los soportes de montaje integrados y la tecnología de lentes conducen a un diseño de elevada calidad y clara apariencia.

Además de destacar las prendas, como ya hemos comentado, la iluminación de acento también se puede aplicar para resaltar elementos arquitectónicos. La versatilidad de los focos empotrables Spot Vario y Spot Multi resultan especialmente interesantes tanto en iluminación general como de acento. El primero se puede utilizar como un downlight clásico (cabezal empotrado) o como un bañador de pared (cabezal extendido) y gracias a su conexión giro y bloqueo y el driver externo incluido, la luminaria resulta especialmente sencilla de instalar. Por su parte, la luminaria cardan Spot Multi (inclinación de +/-25º) está disponible en versión simple, doble o triple. Las versiones con varios cabezales consiguen unos elevados valores de flujo luminoso (hasta 8100 lúmenes) en un espacio muy compacto.

La verdadera diversión comienza cuando llegamos a la iluminación decorativa: piensa en un candelabro clásico o en una lámpara moderna y vanguardista. Dichos accesorios deben ajustarse al diseño general o bien presentar un contraste rígido de forma intencional. Por último, acabaremos con la iluminación de tareas. Esencialmente, se trata de una iluminación más brillante, requerida en las zonas de la tienda donde se realiza el trabajo, como la caja registradora. Por un lado, la luz del mostrador debe crear un ambiente agradable y reforzar la decisión de compra del cliente. Por otro lado, la luz no debe deslumbrar y permitir a los dependientes realizar su trabajo sin fatigarse. LEDVANCE propone los nuevos Downlights Comfort que proporciona un gran confort visual y bajo nivel del flickering gracias a un ECE (Equipo de Conexión Electrónico) de altas prestaciones. Otro aspecto a destacar es que además permiten seleccionar la temperatura de color deseada (3000, 4000 o 5700 K) mediante un pequeño interruptor DIP en la parte posterior



La luz adecuada

La tecnología LED tiene grandes beneficios cuando se trata de iluminación de tiendas de moda, siendo la alternativa cada vez más popular. Su excelente calidad de luz, eficiencia energética superior a la media, vida útil prolongada y diseño innovador la convierte en una solución de vanguardia. Además, los LED pueden tener tamaños mucho más reducidos que las lámparas convencionales y no emiten calor, lo que significa que es posible instalarlos en áreas próximas a la ropa, como estanterías. Además, proporcionan una gran flexibilidad en términos de color, temperatura y funcionalidad, permitiendo crear la atmósfera adecuada.

Antes de que las tendencias de la moda salgan a la calle o las prendas lleguen a las tiendas, la luz juega un papel esencia. Una buena iluminación no solo presenta los artículos de forma atractiva sino que también contribuye a crear una atmósfera favorable para la venta, facilita la orientación y crea una sólida base para un negocio de éxito. Al mismo tiempo se traduce en períodos cortos de amortización, instalaciones sencillas y bajos costos, tanto operativos como de mantenimiento.